Blood heir: La princesa roja, de Amélie Wen Zhao

02.07.2021

Editorial: Montena
1ª Edición febrero de 2020
Tapa blanda, 443 páginas
Género: Fantasía
Trilogía Blood Heir #1

Todos conocemos la fascinante historia de Anastasia: cuenta la leyenda que la hija más joven del emperador Nicolás II, el último zar de la Rusia imperial, fue la única superviviente de la familia al ataque de los bolcheviques. Muchos la conocemos gracias a la película de Disney, pero Amélie Wen Zhao nos ofrece una adaptación más oscura y mágica de su historia, que os va a encantar. 
Amélie Wen Zhao nació en París y creció en una comunidad multicultural de Beijing, algo que está muy presente en sus obras llenas de mensajes de aceptación, fuerza y coraje. Actualmente vive en Nueva York y compagina su trabajo como asesora financiera de día con el de escritora por las noches. 
Empezó a escribir Blood Heir en 2014 tras un viaje a Rusia en el que visitó el Museo de Invierno de San Petersburgo y se quedó prendada de los retratos de la familia Romanov. No fue hasta 2019 que se publicó el primer libro de esta trilogía, La Princesa Roja, que evoca la caída de la monarquía rusa y explora la oscuridad de una dinastía imperial, con una princesa hermosa que es considerada un monstruo a ojos de la sociedad. 
La secuela de Blood Heir, Red Tigress, publicada en marzo de 2021, aún no ha sido traducida al español, aunque esperamos tener noticias pronto.

 La historia es narrada desde el punto de vista de nuestra protagonista y otros personajes secundarios, aunque no aparece su nombre en el inicio de cada capítulo, como hemos visto en otros libros. Además, en este primer tomo contamos con la ayuda de un mapa para situarnos en los distintos territorios por los que avanzan los personajes y la procedencia de los mismos. 
Anastacya Mikhailov, la princesa del Imperio Cyrilio, es una fugitiva con un poder único: controlar la sangre. Pero este don es la razón por la que se encuentra huyendo a través de la Taiga Syverna, escondiéndose de aquellos que la acusan de asesinato. En el viaje para demostrar su inocencia, deberá aliarse con un estafador mentiroso y traicionero que la ayudará a encontrar al verdadero asesino. Anastacya deberá aprender a controlar su poder y mostrar al mundo que no es el monstruo que todos creen. 
Un mundo repleto de magia, aventuras, monstruos y traiciones, de la mano de personajes increíbles con los que explorar el significado de la pérdida, el miedo, el odio y el amor. Una historia que nos enseña que no podemos ganar todas nuestras batallas, pero no por ello debemos rendirnos. En conclusión, un inicio de trilogía épico que os dejará con ganas de saber cómo continua esta historia.

 He leído muchos comentarios negativos basados en si el libro es un retelling o no de la historia de Anastasia Romanov y, para evitar decepciones en aquellos que compréis el libro pensando que va a ser una copia de la película de Disney o de los hechos reales, desde ya os digo que no es así. La autora se ha inspirado en la historia de la familia Romanov, pero las similitudes no van más allá del nombre de la protagonista y la ambientación rusa.  

En mi opinión, es un buen libro con una historia fantástica que debe ser tomada como lo que es: un cuento de hadas con giros oscuros y trágicos, en el que el bien y el mal se difuminan entre las sombras. 
Hasta aquí la reseña de hoy mis luciérnagas lectoras. Espero que disfrutéis tanto como yo de este maravilloso libro, y... ¡nos vemos en la próxima lectura! ¡Leed mucho y brillad aún más!

 «... Supongo que todos somos héroes a nuestros propios ojos y monstruos a ojos de quienes son diferentes».