Literatura: Mitos nórdicos, de Neil Gaiman

26.07.2021

Confieso que la cultura nórdica, esa que conocemos como vikinga, es una de mis debilidades en cuanto a culturas históricas se refiere. Me apasiona todo lo relacionado con estos antiguos pueblos nórdicos, quienes estuvieron a punto de convertirse en los primeros grandes exploradores de nuestro mundo, hazaña que les fue arrebatada por España y Portugal debido, entre otros factores, a cuestiones climáticas. Su mitología, todo un panteón de dioses heroicos instalado en Asgard, ha sido siempre mi preferida de entre todas en las que he profundizado en mayor o menor medida, con mención especial a figuras tales como Odín, Loki o Thor. Tanto me fascina que, a la hora de fundar mi editorial, escogí Grimnir Ediciones como nombre. Grímnir es, precisamente, uno de los nombres de Odín.
Pero no solo fue el título (y la temática que este anunciaba) lo que me sedujo, sino también el nombre del autor: Neil Gaiman. Estoy seguro de que buena parte de los lectores de esta página conocerán a este formidable autor, pero habrá otros que no. Para que estos últimos lo descubran y para que los que ya lo conocen lo redescubran, vamos a hacer un breve repaso a la figura de Gaiman.

NEIL GAIMAN.

Sí, Neil Gaiman también salió en Los Simpsons. Fue en el sexto episodio de la 23ª temporada, en el episodio "The book job".
Sí, Neil Gaiman también salió en Los Simpsons. Fue en el sexto episodio de la 23ª temporada, en el episodio "The book job".

Es un escritor inglés nacido en 1960. Durante los cuarenta y tantos años que lleva escribiendo ha trabajado tanto en novelas como en guiones de cómics y de series de televisión, lo que supone una muy extensa producción. Por ser breves mencionaré solo algunos de sus trabajos más destacados: creó y escribió los premiados cómics de The Sandman, firmó algún que otro número de Hellblazer, cómic protagonizado por John Constantine, y también es responsable de escribir un par de episodios de Dr. Who (de hecho es uno de los cuatro guionistas de la serie que han conseguido un Premio Hugo por su trabajo en dicha serie), así como novelas tan dispares como Stardust, American Goods o Buenos Presagios (este último co-escrito junto al mismísimo Terry Pratchett). Todos ellos han sido adaptados a la pequeña o a la gran pantalla. ¿Queréis más? Ahí van un par de curiosidades: tuvo un cameo haciendo de sí mismo en un episodio de The Big Bang Theory (¡buscadlo!); algunos de los autores que más le han influido son Tolkien, Lewis Caroll y el inmortal Edgar Allan Poe; colaboró con Alan Moore en Watchmen; ha escrito cómics de Batman; uno de sus cómics de The Sandman fue el primer cómic en ganar el premio de fantasía mundial World Fantasy Award y posee una larga lista de premios y reconocimientos, entre los que destacan nada menos que quince Premios Will Eisner, uno de los más altos galardones en el mundo del cómic. Impresiona, ¿verdad? No es de extrañar que se haya convertido en uno de mis autores preferidos.

Si después de todo esto no estás deseando leer la crítica sobre Mitos nórdicos, ¡que Odín te fulmine con su temible lanza Gungnir!

Neil Gaiman
Neil Gaiman

MITOS NÓRDICOS.

Mitos nórdicos fue publicado el 2017. Tal fue su éxito que un año después de su edición contaba ya con media docena de re-impresiones, lo que nos permite hacernos una idea de la gran cantidad de ejemplares que se vendieron durante los primeros meses. No es de extrañar, viendo la temática y el nombre del autor.
El libro, una cuidada edición de poco más de doscientas cincuenta páginas, incluye una breve introducción del autor, un listado de los personajes más relevantes con algunos datos sobre ellos, una veintena de mitos nórdicos recopilados y escritos por el propio autor y, finalmente, un breve glosario.
Hay que advertir que Mitos nórdicos no es una novela de Neil Gaiman como tal, sino un compendio de relatos (como decía hace un par de líneas) que tienen más de labor de investigación y de reconstrucción que de autoría por parte de Gaiman. Con esto quiero decir que se trata de leyendas reales relacionadas con la mitología nórdica que el autor ha recopilado e investigado para, posteriormente, darles forma de relatos. Si habéis visto la serie Vikingos, durante las primeras temporadas los personajes hacen referencia a varios de los mitos que ofrece este libro, en ocasiones contando versiones muy resumidas de ellos. Esto, lejos de restar valor al libro, lo convierte en un documento de interés no solo literario, sino también histórico.
La organización que Neil Gaiman ofrece en Mitos nórdicos a la hora de estructurar los relatos no es casual ni, desde luego, aleatoria: el primer texto nos narra el origen del mundo según la mitología nórdica y el último nos habla del Ragnarok, el fin del mundo según las creencias de los vikingos. Entre uno y otro se vislumbra una evolución cronológica en la que advertimos el crecimiento de los personajes y del mundo que los abarca, de manera que, al final, el lector se queda con la sensación de haber leído una única histora y no un compendio de relatos. Resulta notable, además, que Gaiman se esfuerce por ofrecer un estilo simple y directo que encaja muy bien con el que se puede encontrar en leyendas antiguas de este tipo, en lugar de buscar una forma narrativa más literaria y compleja.

En definitiva, Mitos nórdicos es un libro altamente recomendado para todo aquel que sea aficionado a la mitología, en especial a la nórdica, o que simplemente busque un libro de historias breves y sencillas. Personalmente lo veo muy apropiado también para leer a los más pequeños antes de dormir, dada su sencillez y la diversión y épica que ofrece en cada uno de los relatos.

Más reseñas de libros próximamente. Que nunca os falte un hacha afilada en la diestra y una jarra de cerveza fría en la siniestra.

JOAQUÍN SANJUÁN